• Web Municipal

  • Web,pinchando aqui

  • + Info aqui

  • +Info aqui

  • +Info aqui

  • + Info aqui

  • +Info aqui

  • COMPRA/VENDE TU CASA AQUI…

  • Escuchame Aqui

  • Zumaquero Abogados

  • Castillos Hinchables

  • Ver Facebook Aqui

  • Optica Mar

  • + info aqui

  • HORARIO BUS

  • + info aqui

  • Busca por categorías

  • Páginas

Los Hospitales de Torrevieja y del Vinalopó cuentan con unidades de Neonatología abiertas 24 horas

El programa, que contribuye en gran medida a la recuperación y crecimiento del neonato, permite que uno de los padres y madres de los recién nacidos puedan acceder en cualquier momento a la unidad de neonatología, manteniendo las condiciones de higiene y seguridad indispensables para tratar con estos menores.

Los Hospitales de Torrevieja y Vinalopó (Elche), gestionados ambos por Ribera Salud y Asisa e integrados en la red pública de la Generalitat Valenciana, disponen de un programa que facilita el contacto de los progenitores con sus bebés a través de la piel y la implicación con los recién nacidos desde los primeros minutos de vida. Las unidades de neonatología de ambos centros disponen de una atención especializada durante las 24 horas del día, con pediatras y profesionales que ofrecen unos cuidados exclusivos para los recién nacidos. Este programa contribuye, en gran medida, a la recuperación y crecimiento del paciente neonatal, dado que el contacto del menor con sus padres regula su frecuencia cardíaca, y  respiratoria, así como los niveles de temperatura en el organismo. De hecho, tal y como afirman los profesionales de ambos centros, el contacto piel con piel favorece la lactancia materna, reportando innumerables beneficios para los recién nacidos.

El programa permite que los padres y madres de los recién nacidos puedan acceder en cualquier momento a la unidad de neonatología, manteniendo las condiciones de higiene y seguridad indispensables para tratar con estos menores. De este modo, el personal cualificado de las unidades contribuye a que el contacto de los progenitores con los recién nacidos sea lo más cercano y humanizado posible.

La posibilidad de estar con los recién nacidos se completa mediante la aplicación de los cuidados a través del método canguro, idóneo para todos los bebés, sanos o enfermos. Básicamente consiste en proporcionar contacto de la piel del bebé con la de sus papás, posibilidad de ofrecer lactancia materna a demanda y proveer de los cuidados que necesiten madre y niño.

Los responsables de ambos servicios coinciden en la necesidad de ofrecer un servicio integral en el que “se implique a la figura del padre tras el nacimiento de sus hijos de forma activa tanto en el baño como en los cuidados básicos y en el que, además, se ofrezca apoyo emocional a la mamá facilitándole la adaptación a la nueva situación”.

Un niño sano necesitará tan sólo el contacto con su madre y su alimento. Si el bebé es prematuro o de bajo peso o sufre alguna dolencia, el contacto piel con piel es la base de los cuidados que se le deben proporcionar.

La Organización Mundial de la Salud afirma que las puertas abiertas en las unidades de neonatología y el método canguro constituyen un sistema moderno de atención en cualquier entorno asistencial. Se ha puesto de manifiesto que el Método Madre Canguro repercute eficazmente en los controles de la temperatura, la lactancia materna y el desarrollo de vínculos afectivos referidos a todos los neonatos, al margen de su entorno, peso, edad gestacional y situación clínica.

Las unidades cuentan, además, con un protocolo de manipulación mínima del niño prematuro o bajo de peso, respetando los momentos de descanso y facilitando el contacto con sus progenitores en un ambiente relajado, propicio para que padres y tutores se familiaricen con el cuidado del recién nacido, implicándose, desde las primeras horas de vida, en el cuidado de sus hijos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: